EL JUGADOR de Dostoievski. Stephane Miquel y Godard

Portada: El jugador
Portada: El jugador

El jugador

Hoy recomiendo un clásico adaptado al cómic: El Jugador de Fiódor Dostoievski, escrita en 1866.

Stephane Miquel, acompañado de los dibujos de Godard, consigue mantenernos en tensión durante toda la historia.

Se trata de una historia llena de avaricia, el odio, y venganza. Donde la adicción al juego son las protagonistas de una historia de miseria y descontrol donde los personajes, como la ruleta a la que juegan sin parar, dan vueltas y más vueltas en busca de sentido, o de un atisbo de felicidad.

Puede ser otra manera de conocer los clásicos.