UN MILLÓN DE GOTAS. Víctor del Árbol

Un millón de gotas
Un millón de gotas

668 páginas con el corazón a 1000

Esta sería una forma de resumir, muy brevemente, como ha sido mi experiencia de lectura de esta novela, o mejor dicho: novelón.

Aunque no sabría en que género clasificarla, ya que podría ser: novela negra, también histórica, de intriga o de amor.

La lectura de Un millón de gotas como podéis observar ha sido muy intensa. No sólo por la historia que nos cuenta Víctor del Árbol sino por la manera que nos la cuenta. Sin respiro alguno. Está escrita en dos tiempos que se van solapando o complementando el uno con el otro. Tengo que decir que lo hace de manera genial. La trama es compleja y el libro está lleno de sorpresas constantes.

Con Elías Gil, héroe republicano, recorreremos prácticamente los acontecimientos más importantes de la historia del siglo pasado, desde la Revolución rusa, pasando por la Guerra Civil, campos de refugiados en el sur de Francia y la Segunda Guerra Mundial.  La vida de Elías será una historia llena de odio, venganza, política, ideales, y supervivencia. Elías Gil es deportado a la isla de Názino donde los hechos transcurridos allí le condicionaran el resto de su vida.

La otra historia está protagonizada por su hijo, Gonzalo, en la época actual. A raíz de la muerte de su hermana empieza a remover la vida de su padre, de su familia y su propia vida.

¿Qué es lo que más me ha gustado?

Que nos muestra como el ser humano en una situación límite es capaz de cualquier cosa, y digo cualquier cosa, para sobrevivir. Todos los personajes de esta novela en un principio son buenos (menos uno), pero luego la vida y situaciones, a veces extremas, hacen que dejen de serlo. Un libro que hurga mucho en el ser humano, algo que a mí me interesa siempre en una novela. Una historia a veces muy cruel, brutal en muchos casos, inhumana, salvaje y dura, ya que algunos de los hechos que se narran fueron reales.

Después de leer este libro te das cuenta de que nadie es totalmente bueno ni totalmente malo. Todos podemos ser capaces de lo mejor y de lo peor.

Por otro lado también trata mucho de los silencios. Llevo una serie de libros donde los silencios en la familia es la opción que toman algunas personas para vivir, para sobrevivir. No enfrentarse al pasado, o disfrazar el pasado para poder vivir el presente en “paz”.  Ese mirar para otro lado… no siempre resulta.

No voy a dar más detalles porque de lo que se trata es que os animéis a leer esta magnífica novela.  Un libro que creo que hay que leer. Para mí un imprescindible. Difícil de olvidar. A Victor del Árbol lo añado a mi lista de narradores favoritos.

Y ya sabes:

“La primera gota es la que empieza a romper la piedra”

“La primera gota es la primera que empieza a ser océano”

 

Leer más

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar