DEMASIADA FELICIDAD. Alice Munro

Hablar de Alice Munro es hablar de delicadeza, de sutileza, y a la vez de fuerza.  Podríamos decir, a modo de resumen, que su obra es el relato protagonizado por mujeres. Cada uno de esos relatos podría haber sido una novela.

Sus relatos son historias de la vida cotidiana, contadas con mucha sencillez. Historias conmovedoras e impactantes, de esas que no creo que se nos olviden fácilmente.

Los relatos suelen empezar contándonos una situación de lo más normal, hasta que llega un giro inesperado que te impacta y conmueve. Un giro que te sacude. Es como si Alice Munro te cogiera por los hombros te sacudiera y gritara: ¡despierta!

En resumen podríamos decir que es: Genial, simplemente genial. Es una experiencia de lectura para disfrutar de cada una de sus palabras.

Aunque las protagonistas suelen ser mujeres, no es una lectura sólo para mujeres. Yo la recomendaría a todos aquellos que les gusten las historias de relaciones humanas.

Cada relato, realmente, podría haber sido una novela. Pero como bien me comentaban el otro día, ella escribía cuando sus hijas hacían la siesta. Por eso son relatos, porque no tenía más tiempo para escribir.

Estos días que se ha hablado tanto de esta escritora me venía a la cabeza el libro de una “Habitación propia” de Virgina Woolf. Esas magníficas escritoras que escribían cuando y como podían sin tener un lugar propio ni un tiempo propio. Pero a pesar de ello el genio, la genialidad siempre sale, sea como sea.

  • esta es la historia

Una joven madre recibe consuelo inesperado por la muerte de sus tres hijos, otra mujer reacciona de forma insólita ante la humillación a la que la somete un hombre; otros cuentos describen la crueldad de los niños y los huecos de soledad que se crean en el día a día de la vida de pareja. Como broche de oro, en el último cuento acompañamos a Sofia Kovalevski, una matemática rusa que realmente vivió a mediados del siglo XIX, en su largo peregrinaje a través de Europa en busca de una universidad que admitiera a mujeres como profesoras, y viviremos con ella su historia de amor con un hombre que hizo lo que supo por decepcionarla. Anécdotas en apariencia banales se transforman en las manos de Munro en pura emoción, y su estilo muestra estas emociones sin dificultad, gracias a un talento excepcional que arrastra al lector dentro de las historias casi sin preámbulos. “Ella odiaba la palabra escapismo referida a la ficción. Era más bien la vida real la que merecía ser tildada de escapismo”. Estas palabras, pronunciadas por uno de sus personajes, podrían referirse a toda la prosa de Munro, que pasea heridas hondas con inteligencia e ironía, con esa hondura feroz y austera que sorprende a quien lee, como si algo de uno mismo que no sabíamos, que quizá no queríamos saber, de pronto se hubiera deslizado en las páginas de un libro.

  • sobre la autora

Alice Munro creció en Wingham, Ontario, en el seno de una familia de granjeros y estudió en la Universidad de Western Ontario. Es autora de doce volúmenes de relatos, dos antologías y una novela. Sus cuentos han aparecido en revistas como The New YorkerAtlantic Monthly The ParisReview y han sido traducidos a trece idiomas. A lo largo de su destacada trayectoria ha recibido numerosos galardones, entre los que destacan los canadienses Governor General’s Award (en tres ocasiones) y Giller Prize (en dos), los estadounidenses National Book Critics
Circle Award, Rea Award y Lannan Literary Award, el inglés W. H. Smith Award y el italiano Premio Ennio Flaiano, así como el prestigioso Man Booker International Prize, que le fue otorgado en 2009 por «la gran contribución de su obra al panorama literario mundial». En 2013 le ha sido concedido el Premio Nobel de Literatura por «su maestría en el arte del relato».

2 comentarios en “DEMASIADA FELICIDAD. Alice Munro”

Danos tú opinión