LA TIENDA Y LA VIDA. Isabel Sucunza


Este libro es el resultado de un montón de ideas, reflexiones y críticas metidas en una coctelera, agitadas bien fuerte, y contadas de manera divertida y amena.
Es el diario de una periodista que durante unos días trabaja en un comercio de moda. Lee a Baroja a Proust, habla de Pla, Calders, Joan Sales..mientras pasa las horas en la tienda, con sus clientes y sus anécdotas. La verdad es que me he reído mucho con este libro. Los temas que trata son de rabiosa actualidad.
Si os apetece leer algo diferente, este es vuestro libro.

  • esta es la historia

Pluriempleada, como los más afortunados de su generación, letraherida y quién sabe si demasiado lúcida, Isabel Sucunza trabaja en temporada de rebajas en una tienda de ropa. Allí ha conocido el místico mundo de las camisas, los pantalones y el perfilamiento de ropa en general, ha tratado con toda clase de clientes y ha tenido tiempo de leer mucho.

También es posible que haya acabado de escribir este dietario junto a la caja registradora; este canto general a la extrañeza de lo cotidiano, provocador y sin embargo cordial. Porque es imposible no reírse con la autora cuando describe nuestra vida de marionetas, cuando pasa de la observación del comportamiento de la clientela y el ambiente que la rodea a la noción popular del amor y las parejas, a lo que suponemos del éxito y lo que se entiende por nuestro fracaso, a los objetos decorativos, los anuncios publicitarios, las políticas públicas y los Peter Pan. O sea, cuando no deja títere con cabeza.

Aquí nos enfrentamos a electricistas, periodistas, veinteañeras carcas y al mismísimo Rey de España con sus elefantes, pero también a Proust, a Homero y a las diversas maneras de comprender el mito de Sísifo. La tienda y la vida hace un repaso tan despiadado como accesible del lugar en el que vive Sucunza y, en última instancia, de la sociedad de consumo en la que vivimos todos. Aunque posiblemente este libro esté tan alejado de la realidad como una novela y, más que contar lo que le pasa en la tienda, o fuera de ella, la autora esté dejándonos fisgonear en el otro mundo que hay entre todo eso y su propia imaginación.

  • sobre la autora

Isabel Sucunza (Pamplona, 1972) estudió periodismo en la Universidad de Navarra. «Ya que vas por letras», le había dicho su padre, «podías al menos hacer derecho». Estudiando periodismo o derecho, qué más daba, en tan magna casa iba a interiorizar la única y valiosísima lección de vida que podía interiorizar: lo que de verdad interesaba aprender había que ir a buscarlo fuera de allí. Yéndose de la universidad, se pasó de rosca y se fue también de Pamplona para acabar instalándose en Barcelona.

Trabajó en la Guía del Ocio escribiendo sobre cosas que pasaban en una ciudad que ni siquiera conocía aún. Hasta que acabó conociéndola y encontrando lo que realmente buscaba: libros y escritores. Trabajó en el programa Saló de lectura, de Barcelona TV, primero, y en L’hora del lector, de TV3, después. Actualmente es chica para todo durante media jornada en la editorial Navona, escribe sobre libros en la web www.barcelones.com y habla también sobre libros en el programa Cabaret elèctric de iCat FM.

Un día, harta de repetir respuestas a la pregunta «¿Qué es de tu vida?», empezó a escribir un blog y a enviar avisos de actualizaciones a sus amigos pamplonicas. El blog ha acabado mutando y ampliándose para ser este libro. Su padre, cuando lo supo, dijo en perfecto castellano de la Navarra central: «Un libro. Eso yo ya sabía que ibas a acabar haciendo». Ella no. Ella no lo sabía.

Danos tú opinión