LOS ZAPATOS ROJOS. Hans Christian Andersen

Los zapatos rojos

En mi mesa tengo una bonita edición ilustrada del cuento de Hans Christian Andersen Los zapatos rojos editado por la Impedimenta.

La pequeña e infortunada Karen es una niña tan miserable que ni siquiera puede comprarse unos zapatos. Tras la muerte de su madre, es acogida por una anciana ciega que la toma a su cargo. Karen es una buena niña, pero algo diabólico anida en su alma infantil: la coquetería.

Es una historia dura y cruel con unas ilustraciones de Sara Morante que reflejan muy bien esa dureza.
Una historia un tanto siniestra que creo refleja muy bien el alma o el sentir del escritor.

Andersen nació en Odense (Dinamarca) en 1805 y vivió una infancia pobre y desgraciada. Hijo de un zapatero instruido pero enfermizo y de una lavandera alcohólica, era habitual verle durmiendo debajo de un puente o mendigando una moneda por las calles. A los catorce años se fugó de casa y se fue a Copenhague, donde intentó ser cantante de ópera y bailarín, pero ninguna de estas vocaciones cuajó. Son sus más de 150 cuentos infantiles, entre ellos El patito feo,La reina de las nieves, o El sastrecillo valiente los que lo han llevado a ser reconocido como uno de los grandes autoes de la historia de la literatura. Murió en agosto de 1875, varias semanas  después de caerse de la cama y producirse heridas de las que ya no pudo recuperarse.